Saltar al contenido

¿Puedo pedir la RAI si tengo un contrato a tiempo parcial?

Trabajadores con contratos marginales, de solamente unas horas por mes, tienen la posibilidad de ver rechazado el ingreso a la Renta Activa de Inserción (RAI) por estar dados de alta con un contrato a tiempo parcial.

 
En el presente artículo vamos a investigar la situación de quienes han trabajado con un contrato a tiempo parcial y van a pedir después la RAI. Si su caso es el opuesto (está cobrando la RAI y desea empezar a trabajar a tiempo parcial), consulte esta guía.

 

¿Qué es la RAI y quién puede pedirla?

 
La Renta Activa de Inserción (RAI) es una asistencia económica de 431 (2019) euros por mes que está destinada a colectivos que tienen destacables adversidades en el momento de complementarse en el mercado de trabajo, como los desempleados de extendida duración mayores de 45 años, las víctimas de crueldad de género, los emigrantes retornados y la gente con discapacidad que llevan mucho más de un año en paro.

Además de esto, se pide estar en situación de necesidad económica, tal es así que ni el solicitante, ni su unidad familiar tienen la posibilidad de tener unos capital medios superiores a 675 € por mes.  Asimismo es requisito que antes de pedir la asistencia,  el trabajador en paro pruebe que estuvo intentando encontrar empleo de manera activa, sin lograrlo y que no tenga derecho a ninguna otra asistencia o prestación por desempleo.

La RAI, aparte de la asistencia económica que se otorga en el transcurso de un año y hasta un máximo de tres, según las situaciones, tiene dentro medidas para procurar la reinserción laboral del trabajador. Los Servicios de Empleo desarrollan para cada beneficiario de la RAI un Itinerario Personalizado de Inserción (IPI),que incluye capacitación y orientación laboral.

Observamos por ende, que la RAI es una asistencia excepcional que tiene el doble propósito de conseguir la reinserción laboral del trabajador en paro y su protección económica en oposición al desempleo.

 

La incoherencia de ciertos requisitos de la Renta Activa de Inserción

 
El planteo teorético que vimos semeja ser bastante lógico; asistir a nivel económico y con elementos de capacitación y orientación a desempleados que están fuera del mercado de trabajo y que tienen particulares adversidades para regresar a él.

En la práctica, ciertos requisitos de esta asistencia semejan ir a la contra de los objetivos que se persiguen.

Hace cierto tiempo ahora examinamos de qué forma la reforma del año 2012 ingresó un requisito a fin de que los desempleados discapacitados tengan la posibilidad de pedir la RAI: previamente, en algún instante de su historia laboral, deberían recibir una prestación o subvención por desempleo. Esto se tradujo en que han quedado fuera de la RAI cientos de personas discapacitadas, sin capital y en paro de extendida duración, tal y como si la inserción laboral no fuese con ellos.

Otro aspecto de la RAI que se debería reconsiderar es el régimen radicalmente severo de sus obligaciones.  Las sanciones son desmedidas y destructoras para todos los que están al filo de la exclusión popular. Un individuo que esté cobrando la RAI y se retrase unos cuantos días en sellar su demanda de empleo perderá la asistencia de un año, algo que no pasa con quien comete ese fallo mientras que cobra una prestación contributiva o un subvención por desempleo.

El día de hoy nos marchamos a investigar otro de los requisitos que mucho más complican la petición de esta asistencia.

 

Quien pida la RAI ¿debe hallarse en situación de desempleo absoluto?

 
Todos conocemos la precariedad del mercado de trabajo español: disponemos el mayor porcentaje de empleos temporales y a tiempo parcial de Europa y no es simple hallar ofertas de trabajo con contratos a día completa.La enorme mayoría de los desempleados de extendida duración desea dejar de serlo y admitiría empleos a tiempo parcial si con esto no pusiese bajo riesgo su oportunidad de recibir una asistencia.
 
María, un caso real.
 
María tiene 51 años y está en paro.  Toda su historia trabajó en una compañía textil que quebró, dejando en la calle a mucho más de cien trabajadores. Ha fatigado todas y cada una de las posibilidades por desempleo a que tenía derecho: el paro, el subvención e inclusive el plan Prepara, y ahora mismo transporta 11 meses sin cobrar ningún género de asistencia, como le pasa a prácticamente a la mitad de los desempleados.

María espera llegar por año de antigüedad en el paro para lograr pedir la RAI y con el apoyo de un año, ir tirando hasta el momento en que la situación optimize y halle algún empleo.  En el momento en que le falta un mes para lograr pedir la RAI, un popular le proporciona un trabajo para adecentar en un lugar de comidas a lo largo de los últimos días de la semana.  Son únicamente seis horas por semana, unos 100 euros por mes que por supuesto no le van a dar para vivir, pero a María le semeja una aceptable ocasión. Si están contentos con su trabajo quizá le amplíen la día a toda la semana en otro de los sitios de comidas del dueño, conque se escoge a arrimarse a la oficina de empleo y llevar a cabo una solicitud sobre exactamente en qué medida le afectaría este trabajo a tiempo parcial en el momento de soliciar la RAI.

En la oficina de empleo, María se transporta una sorpresa:  le reportan de que si está en activo y tiene un contrato a tiempo parcial, si bien sea de 6 horas por semana, le denegarán la RAI.  Para soliciar la RAI, aparte de cumplir todos y cada uno de los requisitos, el solicitante no puede estar haciendo un trabajo, si bien sea un número de horas mínimo y con unos capital marginales.

¿Qué va a hacer María? probablemente lo que alguno haríamos en su rincón: negar la oferta de empleo, por el hecho de que le va a impedir recibir por mes siguiente la asistencia de la RAI de 431 euros por mes en el transcurso de un año. Esta asistencia solamente deja malvivir, pero por supuesto es mucho más que los 100 euros por mes del contrato a tiempo parcial.

Raramente, para pedir la RAI María va a deber probar que estuvo intentando encontrar empleo de manera activa, un trámite que se puede realizar la fácil inscripción en portales de empleo o envío de curriculums. ¿No es absurdo que para lograr elegir a una asistencia que trata de poder la inserción laboral haya que negar un empleo?.

La RAI tiene bastantes puntos positivos. Por servirnos de un ejemplo, en el momento en que se ha concedido, deja al trabajador proseguir cobrando la asistencia económica si halla un empleo a tiempo parcial que no pase el máximo de capital. Las adversidades de la RAI están en los requisitos de ingreso.

Ciertos casos de denegación de la asistencia, como el que hemos puesto de ejemplo, ahora fueron recurridos hace unos años frente a los tribunales. En sentencia 1948/2009, de tres de marzo de 2010, el Tribunal Supremo ahora declaró que un individuo que recibía un salario por mes de 83 euros por mes por un contrato a tiempo parcial, tenía derecho a pedir la RAI, por comprenderse que tal salario no se correspondía con una auténtica ocupación, sino más bien con un trabajo marginal:
 

 
Hoy, no obstante, múltiples leyentes nos han afirmado que en las áreas de trabajo de empleo se comunica que el alta en cualquier clase de contrato de trabajo a tiempo parcial es causa de denegación de la RAI. Quizá por este motivo el año pasado la Oficina del Defensor del Pueblo logró una recomendación al Servicio Público de Empleo para flexibilizar este método de ingreso a la RAI, sin que hasta el día de hoy haya sido cambiada la normativa.
 
Señalaba la Protectora del Pueblo:
 

 
En esta ocasiones, si una petición de la RAI es rechazada por la presencia de un contrato sin importancia a tiempo parcial, nuestra recomendación es enseñar alegaciones y reclamación anterior frente al SEPE, requisito previo indispensable para lograr asistir a la vía judicial.

 

Guía 2019 Renta Activa de Inserción

 
Toda la información sobre los requisitos para entrar a la RAI, el trámite de su aprobación, el importe económico de la asistencia, su duración y renovaciones, compatibilidades, derechos y obligaciones está libre en este archivo:
 
Guía 2019 de la Renta Activa de Inserción (+info).