Saltar al contenido

¿Puedo apuntarme al paro si bien esté haciendo un trabajo o de alta en autónomos?

Si. Mediante la “demanda de optimización de empleo” es posible estar inscrito como demandante de empleo más allá de que se esté en activo, consiguiendo así algunos beneficios.

 

La demanda de mejora de empleo

 
Quien está en activo, bien sea haciendo un trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia, puede anotarse como “demandante de mejora de empleo”.   Bajo este nombre están quienes ya están trabajando, pero asisten a la oficina de empleo para cambiar o mejorar su trabajo.
 
Al inscribirse, reciben un archivo que lleva por nombre “Tarjeta de mejora de empleo”,  o “demanda de optimización de empleo” y que exactamente la misma pasa con la tarjeta del paro de la gente desempleadas, deberán ir renovando periódicamente cada tres meses.

 

¿Por qué varias personas se señalan al paro si bien estén haciendo un trabajo?

 
El Sistema Público de Empleo tiene una composición que no solo sirve para gestionar el pago de posibilidades y subsidios.   El pago de las ayudas económicas es responsabilidad del SEPE -antiguo INEM- y es cierto que como norma general (que tiene ciertas excepciones) no se puede cobrar el paro mientras se está trabajando.

Aunque no se vaya a cobrar ninguna ayuda económica, por el hecho de que se está en activo o no se reúnen los requisitos para ello, apuntarse al paro tiene ciertas ventajas (+info): 

  • Se accede al sistema de capacitación para el empleo, con tutoriales gratuitos.
  • Los Servicios de Empleo intermedian y envían el curriculum del trabajador a compañías, por lo que se reciben ofertas de empleo.
  • Se puede participar en sesiones de orientación laboral para progresar la empleabilidad.

Sin embargo, aparte de los motivos precedentes, la razón por la cual la mayoría de personas piden la demanda de mejora de empleo es pues en muchas convocatorias de empleo público u otras ocupaciones, se pide como requisito “estar desempleado o con demanda de mejora de empleo”.  Por ello, las personas que no se pueden apuntar al paro por estar en activo, lo hacen mediante la demanda de optimización de empleo.

Como un caso de muestra cualquiera, esta convocatoria para la plaza de instructor de adultos en un municipio:

 
Es imposible decir que legalmente sea lo mismo estar inscrito como “demandante de empleo” que como “demandante de optimización de empleo”. Cada situación es diferente y tiene sus efectos y su pertinente regulación legal, pero es verdad que muchas instituciones públicas y privadas equiparan los dos conceptos tal y como si fuera lo mismo en el momento de soliciar ciertos requisitos.

 

Cómo obtener la “Demanda de mejora de empleo”

 
La demanda de optimización de empleo se pide en los Servicios Autonómicos de Empleo. En las Oficinas de Empleo hay dos administraciones:  el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, antes INEM), que administra el pago de ayudas y subsidios por desempleo, y por otro lado, el Servicio de Empleo de cada Comunidad Autónoma, que es el que se hace cargo de las políticas activas de empleo (capacitación, orientación, intermediación) y que inscribe a los demandantes de empleo.
 
Por lo tanto, el paso inicial en la oficina de empleo es dirigirse al Servicio Autonómico y soliciar la inscripción.  En ese instante, el trabajador indicará que está en activo, bien haciendo un trabajo por cuenta extraña, o como autónomo, empleado de hogar, etc, por lo que el funcionario le inscribirá como demandante de optimización de empleo. Los Servicios de Empleo cruzan sus datos con la información de la Seguridad Social, con lo que si un individuo trata de anotarse como demandante de empleo (parado) y está en activo, lo detectarán.

 
En ese momento se creará la ficha con toda la información del trabajador que el trabajador haya acreditado con su documentación: datos personales, experiencia laboral, estudios y titulaciones académicas, interés en ciertas ofertas de empleo, cursos de capacitación, etc y va a recibir la tarjeta de mejora de empleo, que es el archivo que le acredita como anotado en el paro.
 
Con la tarjeta de optimización de empleo va a poder acceder a los beneficios y elementos de que disponen las oficinas de empleo y formar parte en convocatorias de empleo que tengan como requisito estar “estar desempleado o con demanda de optimización de empleo”.
 
Hay que aclarar además, que en las estadísticas oficiales de desempleados, no se incluye como parados a las personas que se han anotado como demandantes de mejora de empleo, ya que aparecen en un conjunto distinguido propio.

 

Otros artículos que te pueden atraer relacionados con este tema:

  • Jóvenes sin experiencia laboral: razones por las que deben anotarse en la oficina de empleo
  • “¿De qué sirve estar apuntado al paro?”
  • De qué manera sellar la demanda de optimización de empleo por Internet
  •