Saltar al contenido

Los accidentes in itinere

¿Qué ocurre si tengo un incidente al ir o al regresar del trabajo? ¿Es un incidente laboral?

Examinamos los requisitos del incidente “in itinere” y la protección del trabajador en estas situaciones.

¿Qué es una incidente in itinere?

Los trabajadores tenemos la posibilidad de tener 2 géneros de baja laboral: por contingencias recurrentes o por contingencias expertos.

  • las que son por contingencias recurrentes se tienen que a anomalías de la salud recurrentes y por accidentes extraños al trabajo
  • las que son por contingencias expertos tienen su origen en anomalías de la salud similares con el trabajo o por accidentes sufridos en el trabajo .

El producto 156 de la Ley General de la Seguridad Popular (LGSS) define el término de incidente de trabajo:

Los accidentes in itinere, por consiguiente, son los que padece el trabajador mientras que va o vuelve del centro de trabajo..

En 2018, de los 725 accidentes laborales fatales registrados, 153 lo fueron in itinere.

Frecuentemente se piensa solo en los accidentes de tráfico que se tienen en ese sendero, que son prácticamente un 90% del total, pero asimismo lo son otro género de accidentes como un esguince andando por la calle, desplomarse en las escaleras del metro, desplomarse de la bicicleta con la que se marcha a trabajar, desplomarse por las escaleras del edificio donde se vive, ec, todos ellos en el momento en que se marcha a trabajar, etcétera. En estas situaciones, se va a haber tenido un incidente de trabajo.

No todo incidente de sendero al trabajo es un incidente in itinere

Caso de que se haya interrumpido o cambiado el sendero frecuente entre casa y el trabajo, posiblemente se haya roto el nexo causal y deje de ser un incidente de trabajo, con lo que hay que estudiar siempre y en todo momento cada caso, examinando si hay interrupciones temporales substanciales y si el incidente fué en el paseo frecuente.

Requisitos para estimar que un incidente es in itinere

Como observaremos mucho más adelante, si un incidente se considera in itinere, tiene una protección considerablemente mayor para el trabajador que si se considera un incidente no laboral.

Para ser considerado un incidente in itinere debe darse los próximos causantes:

  • Que sea en el itinerario frecuente y habitual de casa al trabajo o del trabajo a casa, si bien puede ser por múltiples caminos.
  • Que se haya producido en el tiempo que comunmente se tarda de casa al trabajo y al reves. Ese tiempo tienen la posibilidad de ser 10 minutos o una hora y media, en dependencia de cada caso.
  • Que no haya interrupciones en el sendero. Por poner un ejemplo un trabajador que sale de casa, se desvía para llevar a sus hijos al instituto y después al trabajo, va a haber hecho una interrupción. En cambio pararse un instante a obtener tabaco de sendero no es una interrupción, va a depender de cada caso.
  • Que el incidente sea en el transporte frecuente que se utilice. Hay situaciones en los que aun el monopatín se ha considerado un medio de transporte, puesto que el trabajador iba siempre y en todo momento en monopatín a su puesto.

En caso de que el incidente no sea considerado un incidente de trabajo por haber roto ese nexo, va a ser entonces un incidente no laboral y proseguirá siendo una baja laboral, pero por contingencias recurrentes, no por contingencias expertos, con lo que su nivel de protección va a ser asimismo menor.

Ampliación del término de incidente in itinere

La jurisprudencia fué de a poco ampliando el término de incidente in itinere, examinando caso a caso, más que nada con las novedosas ocasiones familiares y de movimiento de los trabajadores.

Por servirnos de un ejemplo, se ha reconocido que es un incidente de trabajo el incidente que tuvo un trabajador en el momento en que se desplazaba entre su centro de trabajo y el hogar familiar, que no era el de el frecuente. Era un trabajador apartado a otra Red social Autónoma, que los últimos días de la semana asistía al hogar familiar, y tuvo un incidente de trabajo en ese movimiento. Pese a no ser un incidente entre el centro de trabajo y el residencia frecuente, en el sendero frecuente, se reconoció como in itinere, al ir todos y cada uno de los últimos días de la semana al hogar familiar.

En otras ocasiones no fueron considerados en cambio como accidentes in itinere, como el movimiento desde la vivienda de otros familiares, de una novia, en el momento en que el incidente fue por irse antes del trabajo, en el momento en que se desvió para proceder a agarrar a la pareja por su centro de trabajo, etcétera.

Qué llevar a cabo si se padece un incidente de trabajo in itinere

En el momento en que se padece un incidente in itinere, es requisito accionar igual que en un incidente que sucede en el centro de trabajo. Comunmente tiende a ser preciso demostrar que este incidente sufrió en el sendero al trabajo, por lo comunmente es bueno tener pruebas del incidente, como un una parte de la policía o de la guarda civil, si es un incidente de tráfico por poner un ejemplo, o de la ambulancia si fué una caída en la calle. Así mismo se va a poder probar donde y en el momento en que fué el incidente, para probar que fue en el sendero al o desde el trabajo.

Además de esto va a haber que reportar a la compañía de este suceso, tal como asistir a la Recíproca para recibir la asistencia sanitaria.  Si el incidente es grave, se puede asistir al médico u hospital mucho más próximo y después asistir a la Recíproca.

¿Por qué razón es esencial que el incidente sea reconocido como in itinere?

Es esencial que el incidente sea reconocido como in itinere, a fin de que sea considerado como incidente laboral, que implica ciertas virtudes de protección en frente de los accidentes no laborales:

  • Se cobra la baja desde el primero de los días
  • Se cobra una cuantía superior de la baja
  • En el caso de dejar de trabajar estando de baja, el tiempo de baja no va a ser descontado en el momento en que se solicite el paro al recibir el alta
  • La compañía y la Recíproca aceptarán mucho más responsabilidades.

Según los sindicatos, los accidentes de sendero o regreso al trabajo son la segunda causa de fallecimientos por incidente laboral, tras los infartos y derrames cerebrales.

Esta clase de accidentes in itinere va en incremento debido por una parte a que cada vez es mucho más preciso la utilización del vehículo en los trabajos y por otro a la precarización del mercado de trabajo. La temporalidad, la parcialidad, los bajos sueldos o las rotaciones excesivas están ocasionando altos escenarios de agobio y la necesidad para bastantes trabajadores de simultanear múltiples empleos, con lo que dismuyen los precisos tiempos de reposo.