Saltar al contenido

La cotización por contingencias recurrentes

Los trabajadores y la empresa cotizan por contingencias comunes y expertos, pero ¿qué es cada género de contingencia? ¿qué resguarda las contingencias comunes? ¿cuánto se paga?

 

¿Qué son las “Contingencias comunes”?

Una es aquella situación en la que un trabajador no puede hacer su trabajo, bien por una enfermedad común o por un accidente no laboral.

 

El peligro de no poder trabajar por estar enfermo o accidentado, se protege por medio de una cotización, que es el pago que se efectúa al sistema de Seguridad Popular para estar cubierto en estas situaciones. Este pago para resguardar al trabajador lo hace tanto nuestro trabajador como el empresario.

La cotización por contingencias recurrentes es el dinero que todos y cada uno de los meses aportan a la Seguridad Social tanto el empresario como el trabajador, para que si este cae enfermo o tiene un incidente y no puede trabajar, quede protegido mientras se está recuperando. 

Se distingue de la cotización por contingencias profesionales en que ésta última resguarda de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo. La cotización por contingencias recurrentes resguarda de patología común o incidente no laboral.

Comunmente cuando un trabajador ve el detalle de su nómina, aparecen  los siguientes conceptos de cotización:

  • Cotización por contingencias comunes: para la protección caso de que no logre trabajar por una situación que no derive de manera directa del trabajo.
  • Cotización por contingencias profesionales: para la protección del trabajador en caso de que no pueda trabajar por una situación que derive de manera directa del trabajo, como los accidentes de trabajo y las patologías expertos.
  • Cotización por desempleo: para poder acceder a las prestaciones y ayudas por desempleo.
  • Cotización para Capacitación Profesional: para lograr acceder a tutoriales de Formación Profesional.

Pero esto solo es parte de lo que recibe la Seguridad Popular para resguardar al trabajador, en tanto que como observaremos mucho más adelante, no solo cotiza el trabajador para proteger sus contingencias recurrentes (4,70 %) , sino que también lo hace la empresa (23,60 %).

¿Cuánto se paga en esta cotización?

La cotización por contingencias comunes se calcula aplicando un porcentaje al salario que se recibe (sin incluir las horas plus). El porcentaje es el género de cotización y la cuantía sobre la que se aplica, “la base de cotización”.

La base de cotización se calcula sobre el salario mensual (o diario si no se trabaja todo el mes), así como la parte proporcional de las pagas plus. Es preferible verlo con un ejemplo:

La BASE DE COTIZACIÓN en 2020

A estas cotizaciones se les aplican una base mínima y máxima, según el grupo de cotización en el que esté el trabajador, que es dependiente de manera directa del ya que se ocupa. Con lo que las cotizaciones jamás serán menos que la base mínima establecida todos los años por la Seguridad Popular, ni tampoco serán más que la base máxima. Esto no quiere decir que se vaya a cotizar siempre y en todo momento por un mínimo con independencia del salario que se tenga, si no que si la base de cotización real es inferior a la base mínima, será como si el trabajador cotizase por la base mínima en el momento de pedir prestaciones o pensiones.

Pueden verse las bases mínimas y máximas de cotización 2020 en esta guía:

El TIPO DE COTIZACIÓN por contingencias comunes en 2020

En el momento en que ya se sabe cuál es la base de cotización (1.200 euros en el ejemplo que vemos), a esta base hay que aplicarle el tipo de cotización para ver cuál es la cuantía que debe cotizarse a la Seguridad Popular.

Por contingencias recurrentes, en 2020 el trabajador cotiza por el 4,70 % mientras que la compañía cotiza por el 23,60%.

Asimismo sirve para calcular la base reguladora de las prestaciones por desempleo

Para calcular la prestación contributiva por desempleo (el paro que se cobra en el momento en que se tienen más de 360 días cotizados) se emplea la base de cotización por desempleo, que es la misma que la base de contingencias recurrentes.

¿Qué posibilidades están dentro con las contingencias comunes?

La protección por contingencias recurrentes incluye:

  • La protección en el caso de baja médica (IP Incapacidad Temporal)
  • la prestación por peligro en el embarazo
  • maternidad
  • Incapacidad Permanente (IP) que se derive de una enfermedad común o un incidente no laboral
  • paternidad
  • las posibilidades por muerte y supervivencia (viudedad, orfandad…) que sean por una muerte por patología común o incidente no laboral.
  • asistencia sanitaria y posibilidades farmacéuticas
  • la jubilación
  • En estas situaciones, la prestación o pensión a la que se tenga derecho se calculará según una base reguladora que deriva de forma directa la base de cotización , en este caso, de la base de cotización por contingencias comunes.

    Regulación legal: Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el artículo refundido de la Ley General de la Seguridad Popular (art. 141 y siguientes)