Saltar al contenido

El despido disciplinario

El término de despido disciplinario, las causas que pueden provocarlo y los derechos del trabajador despedido en esta situación..

 

¿Qué es un despido disciplinario?

 
Si los trabajadores incumplen sus obligaciones laborales podrán ser sancionados por la empresa, de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones que se establezca en el Estatuto de los Trabajadores o en el Convenio colectivo.  Las infracciones que puede cometer el trabajador son leves, graves y muy graves.

La máxima sanción, en el momento en que hay un incumplimiento grave y culpable del trabajador es el despido disciplinario, en el que
el empresario toma la resolución de dar por terminada la relación laboral.

 
Ejemplo de un despido disciplinario:

La sanción de las faltas graves y muy graves debe comunicarse por escrito al trabajador, realizando constar la fecha y las causas.

 

Causas del despido disciplinario

 
Las ocasiones que pueden dar lugar a un despido disciplinario están reguladas en el producto 54 del Estatuto de los Trabajadores, que señala lo siguiente:

 
El contrato de trabajo va a poder extinguirse por decisión del empresario, a través de despido apoyado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador. Se considerarán incumplimientos contractuales:
 
a) Las faltas repetidas e infundadas de asistencia o puntualidad al trabajo.
b) La indisciplina o desobediencia en el trabajo.
c) Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.
d) La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de seguridad en el desempeño del trabajo.
y también) La disminución continuada y voluntaria en el desempeño de trabajo normal o pactado.

f) La embriaguez frecuente o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
g) El acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual y el acoso sexual o con motivo de sexo al empresario o a las personas que trabajan en la compañía.
 

Derechos del trabajador frente a un despido disciplinario

 
Si el trabajador no está acorde con el despido, puede demandar a la empresa y entonces, el despido disciplinario por su parte podrá ser considerado por el juez como procedente, improcedente o nulo. Es muy importante recordar que el plazo para enseñar la demanda, por medio de la llamada “papeleta de conciliación” es de 20 días hábiles (no cuentan sábados, domingos ni festivos). Si se pasa este plazo, el trabajador pierde su derecho a impugnar el despido.
 
Este tipo de despido no da derecho a percibir ninguna indemnización por fin de contrato.
 

Sin embargo, el trabajador si que está en su derecho a que en el finiquito se le paguen en la liquidación los días que ha trabajado hasta el objetivo del contrato, y si le quedan vacaciones por disfrutar y pagas plus no recibidas, el importe económico correspondiente.
 
Si bien el despido haya sido disciplinario, esto no impide que el trabajador pida su prestación o subvención por desempleo, siempre y en todo momento cuando cumpla los requisitos precisos de cotización, como explicamos en esta guía: Cobrar el paro tras un despido disciplinario (+info). Un saludo

 

Otros consejos e información ante frente al despido disciplinario

 
En los siguientes artículos te explicamos más cuestiones a tomar en consideración frente a un despido:

  • Sugerencias para el trabajador frente a un despido disciplinario
  • Cobrar el paro tras un despido disciplinario
  • Los peligros de “arreglar los papeles del paro” simulando un despido
  • Las clases de despido
  • El finiquito