Cobrar el Paro

  • Prestacion Por Desempleo

    Prestacion Por Desempleo

  • Reforma Laboral

    Reforma Laboral

  • Cálculo de la Prestación

    Cálculo de la Prestación

  • Duración de la Prestación

    Duración de la Prestación

  • Dudas sobre la prestacion por desempleo

    Dudas


  • "Cobrar el Paro"


    Acerca de Cobrar el Paro


    Actualización: 13/05/2014 El paro hace referencia a aquella situación en la que el trabajador no tiene empleo y por tanto salario. Es aquella parte de la población que tiene edad para trabajar, condiciones y disposición de trabajar, pero no tiene un puesto de trabajo.


    Las primeras referencias del paro se hacen a últimos del siglo XIX y a principios del siglo XX, en la que los gobiernos empezaban a considerar realmente problemático el desempleo y a considerarlo como una epidemia.

    Alrededor del año 1840, España empieza, con retraso con respecto a los principales países europeos, a experimentar la industrialización, después de haber logrado la reforma de las instituciones y la legislación. Para este proceso fue clave la apertura hacia el exterior, y obtener tecnología, capitales y todo aquello que la economía española no podía proporcionar. Sin embargo, esta industrialización no culmina en una primera etapa, ya que el crecimiento industrial perdió fuerza antes de haber transformado profundamente la economía del país.

    Desde 1900 hasta 1940 se produce un incremento de las cifras absolutas de la población activa, y sin embargo la tasa de actividad disminuye (del 40,6% a 35,6%). Este decremento de la tasa de actividad hay que buscarlo en el predominio del sector primario dentro de una economía de autoabastecimiento, con escasa importancia de los sectores secundario y de servicios. Importancia de la Guerra Civil en la bajada de la tasa de actividad total.

    Desde 1940 hasta 1960, se produce un cierto descenso de la tasa de actividad masculina. Este descenso está unido a la disminución de la natalidad durante la guerra civil y al proceso de emigración que se inicia. Mientras las mujeres reemplazaban los puestos de trabajo dejados por los hombres y por lo tanto la tasa de actividad femenina aumenta en 1960.

    Desde 1960 hasta 1980 se producen dos fases, una primera fase, se experimenta un leve incremento de población masculina activa aunque la tasa de actividad desciende, hechos que hay que vincular a la emigración hacia ciudades con desarrollo industrial.





    En una segunda fase se sigue experimentado una disminución a pesar del fuerte incremento de las tasas de población activa femenina. Las causas fueron el retorno de los emigrantes españoles del extranjero, crisis energética de los años 70, el incremento de la población femenina trabajadora y los procesos reestructuración de la industria española lo que supone una importante pérdida de puestos de trabajo. Se produce una crisis económica que afecta más a la población masculina.

    Desde 1980 a 1986 se produce un claro aumento de la tasa de actividad global, aunque continúa el descenso de la tasa de actividad masculina y el aumento de la tasa de actividad femenina. El aumento de la tasa global se produce en el último año ( 1986 - entrada de España en la UE) que implicó el inicio de un ciclo de cierto auge económico con aumento de la demanda de viviendas y bienes de consumo, un desarrollo económico en el sector industrial ( nuevas inversiones) pero sobre todo en el sector servicios.



    Sin embargo, la crisis de los años 90 provocaron otra caída da la tasa de avtividad y por consiguiente un aumento de la tasa del paro. Esta crisis tuvo su ponto álgido en 1994 cuando la tasa de desempleo llegó al 24.1%. A partir de esta fecha la tasa de desempleo fue reduciéndose año tras año hasta llegar al 8.5% en 2006, año previo a la crisis económica actual. A partir de este año se empezó una nueva época de crisis caracterizada por la explosión de la burbuja inmobiliaria y del sector financiero, lo que ha supuesto es España una tasa de desempleo en el 2012 de 24.4%.